NUESTRA CONSTANTE, LA CALIDAD

La mejor materia prima

El primer paso es la selección de la materia prima para que cumpla nuestros estándares en cuanto a contenido graso, peso, sexo (jamón de hembra), conformación, etc. Este control asegura en todo momento que sólo se utilizan los perniles óptimos y nos marca el inicio de lo que luego resultará: Un buen Jamón.

Proceso de curado

Desde el primer momento en el que pieza a pieza se clasifican los jamones para aplicar correctamente la sal que necesita cada una; nuestros técnicos, vigilan en todo el proceso de elaboración y maduración, que se cumplan los más estrictos parámetros de calidad.

Al saber hacer que hemos aprendido de nuestras anteriores generaciones, hemos unido la incorporación de las más modernas tecnologías existentes actualmente. Todo esto hace que el resultado final sea un Jamón que por su sabor, aroma, aspecto y coloración se distingue.

Un clima apropiado

BAZA, ciudad ubicada en las estribaciones de Sierra Nevada y Sierra de los Filábres, es un lugar privilegiado para la curación de nuestros jamones; ya que su altitud sobre el nivel del mar, con aire fresco, puro y limpio; su climatología con inviernos fríos y secos y veranos calurosos e igualmente secos, hacen que exista una flora microbiana que no existe en otros lugares y favorecedora para un buen jamón.

Certificados de Calidad

Nuestro jamón cuenta con los certificados de calidad más exigentes otorgados por la Unión Europea, el Estado Español y la Junta de Andalucía. Estos certificados garantizan tanto en el jamón serrano como en el jamón ibérico un proceso de elaboración natural y artesano con todas las garantías higiénico-sanitarias.

Norma de Calidad de Productos Ibéricos R.D. 4/2014.especialidad tradicional garantizada

 

Idioma »